Y es que una vez al año no hace daño,

Y aunque las empresas están más acostumbradas a realizar este análisis durante el ejercicio contable, día a día me encuentro con muchos emprendedores y autónom@s que no analizan con ANTELACIÓN su beneficio fiscal y contable del ejercicio. Es hora de realizar un precierre fiscal en 3 pasos.

¿Qué es un precierre fiscal y contable?

Se trata de realizar un cálculo del beneficio tanto fiscal como contable de tu negocio antes de finalizar el año, y se anotan todos los datos importantes de los cuáles debes hacer seguimiento durante el final del ejercicio: gastos pendientes de declarar, evolución de los ingresos declarados, control cobros y pagos, valoración de posibles inversiones antes de finalizar el año, retenciones ingresadas a cuenta…entre otros.

¿Cuáles son los beneficios de conocer con antelación cuál es el beneficio fiscal y contable de tu negocio?

Hay muchos, pero te resumo las 3 ventajas que considero más importante y más rápidas de detectar y aplicar en tu negocio en los próximos meses:

  1. Seguridad y control: y dejémonos de confiar en la suerte, porque si durante el año has ido “apagando fuegos” y no te has sentad@ a analizar los números de verdad, has dejado tu negocio en manos del azar y las casualidades y luego vienen las lágrimas, ¿o no?.
  2. Planificación fiscal: sí amigos, no tenemos que saber de todo, pero sí tenemos que rodearnos de buenos profesionales en materia fiscal y que nos aconsejen las mejores decisiones a tomar antes de que termine el año y así ahorrar mucho dinero (que luego la cuesta de enero ya se sabe que nos hace buena falta alguna ayudita…)
  3. Mejores y más efectivas decisiones a corto plazo en tu gestión diaria: no solo decisiones fiscales, sino decisiones sobre tus precios, tus gastos, cómo reducirlos, o con qué presupuesto real cuentas para invertir en marketing o en nuevas líneas de negocio, posibles cambios en el personal, información sobre subvenciones y sus requisitos, control de la tesorería que necesitas a corto plazo y su gestión a tiempo con bancos si fuera necesario…y mil ejemplos más que veo a diario con mis clientes…en resumen, que podrías tomar dichas decisiones ahora sí con la información correcta y con antelación.

¿Cuándo es conveniente realizar este análisis?

Si tienes una sociedad, seguramente estés más acostumbrad@ a realizar este análisis de precierre fiscal y contable con tu asesoría, pero conozco muy pocos autónomos que realizan el cálculo de su renta con anterioridad a la finalización del año.

Se aconseja realizar este análisis dos veces al año, con fecha 30 de junio, y luego con fecha 30 de septiembre, pero depende de la actividad de tu sector, tu volumen de operaciones al mes, etc. Aunque sobre todo en el caso de los autónomos con una actividad normal, recomiendo como mínimo al menos una vez al año el 30 de septiembre, para decisiones adecuadas en el último trimestre del año.

¿Cómo puedes realizar este trabajo de revisión en 3 pasos?

Si eres autónom@ / emprendedor@

  1. Lo primero que te recomiendo es llevar un control real de los ingresos y los gastos en bancos y/o en efectivo que va generando tu negocio en formato digital (o con un programa de facturación y gestión, o bien con una plantilla de Excel detallada a medida de tu empresa). Revisa la evolución de ingresos y sus tipos de productos y/o servicios, analiza los gastos por su naturaleza y detecta desviaciones conforme a lo planificado o comparando con el año anterior.
  2. El segundo paso sería cotejar la información diaria de tu control de ingresos y gastos en digital con la información fiscal que dispone tu asesoría que tendrá en cuenta lo declarado y deducible, marcando quizás alguna diferencia con tu control diaria de ingresos y gastos, siendo la ocasión perfecta para reclamar facturas de gastos pendientes de recibir para incluirlas en tu declaración antes del año, así como comprobar si tienes morosidad y su corrección a final de año.
  3. Y tercero, una vez comparada la información de los puntos anteriores, la asesoría puede realizarte un cálculo estimado a la fecha de análisis del resultado de tu renta a la fecha, para que vayas calculando el efecto fiscal y las acciones más ventajosas a realizar en el último trimestre del año de cara a disminuir/aplazar el pago de impuestos.

Y por cierto, conozco a una amiga emprendedora genial murciana que sabe mucho de ésto y os puede asesorar fiscalmente online, sobre todo esta especializada en autónomos ¡que es una maravilla!: Ana de Consultoría Blogger.

Si tienes una sociedad

  1. Lo primero, al igual que los autónomos, es realizar una revisión exhaustiva de los ingresos y gastos que ha generado tu negocio tanto por banco como en efectivo, y para ello debes apoyarte de tu asesoría para hacer una revisión contable en profundidad, es decir, revisar los saldos y movimientos contables hasta la fecha. Es la ocasión perfecta para reclamar facturas de gastos pendientes de recibir y declararlas antes de final de año, para revisar la morosidad de tus clientes, así como comprobar tus gastos en efectivo y que estén correctamente contabilizados, el control de inventario de productos, necesidades de liquidez a corto plazo, etc.
  2. En segundo lugar, te recomiendo pedir a la asesoría que realice un cálculo provisional del impuesto de sociedades a la fecha de análisis con el resultado fiscal (que no siempre coincide con el resultado contable), estimando el importe a pagar y los pagos realizados a cuenta, para que puedas planificar juntos con antelación qué acciones fiscales hacer antes de final de año que disminuyan el impuesto a pagar finalmente del ejercicio (que me ha dicho un pajarito que las hay).

La ANTELACIÓN es clave para el éxito de tu negocio, también en la gestión financiera.

 

Sé que son temas complejos, y que hay que dedicarles tiempo, pero a diario veo malas decisiones, problemas de liquidez, falta de control de los números, y para mí realizar este análisis en el mes de octubre o a primeros de noviembre resulta absolutamente NECESARIO, una obligación más para anotar en la agenda y dedicarle el tiempo que se merece, y si cuentas con la ayuda de profesionales, tu tiempo y tu dinero será mejor invertido.

Ánimo y vamos manos a la obra.

Bienvenid@s al cambio.

Deja un comentario y cuéntame tu experiencia