Cómo transmitir el valor de mi empresa o proyecto profesional

A una semana de enfrentarme a mi primera ponencia de una hora ante más de 50 profesionales, la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), dentro del programa CEA+Empresas, organizó un Seminario gratuito de 4 horas intensas sobre Comunicación, con el nombre de “Cómo transmitir el valor de mi empresa o proyecto profesional” e impartido por Eugenio Camacho, formador y especialista en oratoria y comunicación eficaz.

Por supuesto, reorganicé la agenda de trabajo para poder tener libres esas horas y enriquecerme de todos los consejos que el ponente nos pudiera ofrecer.

Como siempre comparto con vosotr@s las ideas y contenidos más relevantes que “me llevo” de este curso:

  1. Saber a qué público te diriges previamente. Con mis clientes realizo test iniciales para detectar necesidades, pero no se me había ocurrido hacer un test previo antes de esta conferencia y conocer el nivel de gestión y/o caos de los asistentes, así que me lo apunté como tarea para esa misma tarde.
  2. La importancia del MENSAJE en la comunicación es de un 7%, la importancia de la VOZ de un 38% y la del cuerpo supone un 55%. Más de la mitad de lo que transmites en tu comunicación personal y profesional es por los gestos, movimientos, entonación, velocidad…aplastante estadística pero para mí fue reveladora, porque llevaba días pensando en incluir más y más contenido a mi ponencia y resulta que el mensaje apenas iba a condicionar el éxito o fracaso de la misma, con lo cual me centré el resto de días en grabarme mientras ensayaba y observar mi comunicación de cuerpo y voz.
  3. Tres de cada cuatro españoles sufre miedo escénico. Pues sí, me lo creo, y yo la primera, que vomitaba antes de salir en cada torneo de debate, y aquí me veis, organizando eventos y comenzando a dar conferencias, porque con trabajo y mucha práctica, conseguimos derrotar ese miedo y empezamos a disfrutar de hablar en público. El miedo escénico no sirve para nada, y nos sugiere que pensemos “¿qué es lo peor que te puede pasar si te bloqueas en una conferencia?” Pues realmente nada, y seguramente te apoyen con un aplauso, así que no tiene sentido agobiarse con eso.
  4. La capacidad para hablar en público comienza en la escuela y en la familia.Y este punto me interesó bastante porque él defendía que en las escuelas hubiera más oportunidades para mejorar la comunicación, pero yo quise insistir en que estas acciones de “salir a la palestra” se hicieran desde un entorno adecuado y sobre todo con la FORMACIÓN DEL PROFESORADO en estos temas. No se trata de que los colegios implanten este sistema de exponer en clase desde infantil porque “se lleva”, sino con un objetivo y un plan, y sobre todo con capacidad de respuesta y acción del profesorado antes las dudas y emociones que los alumnos puedan experimentar, porque como bien dijo el ponente, la base principal de la comunicación es el AUTOESTIMA, como en casi cualquier aspecto de nuestra vida personal y profesional, y tenemos que protegerlo y cuidarlo.
  5. Cualidades de un buen comunicador: naturalidad, humildad, hablar desde el corazón, va bien preparado, aporta datos interesantes y se muestra amable. En una primera revisión, cumplo estas cualidades, ahora vamos a ver si también cumplo las normas para comunicar bien…
  6. Normas para comunicar bien: marcar silencios en el discurso, trabajo, no improvisar, controlar el tiempo, empezar y terminar bien, pensar antes de hablar, frases breves, gestos y miradas, vocalizar. Aquí ya “flojeo” en alguna y tengo que seguir trabajando para conseguir el 10. Y nos dejó estos tips para conseguir preparar una presentación eficaz:
  • Conoce a tu público antes de planificar el discurso
  • Tener claro el mensaje ¿qué quiero decir?
  • Selección y organización de ideas
  • Guión definitivo
  • Imágenes sugerentes
  • Una idea principal por diapositiva, muy visual porque mucha información distrae
  • Introducción
  • Conclusión
  • Nunca superar el tiempo establecido

Moraleja: Si eres incapaz de exponer tu idea sin la presentación, mejor no lo hagas.

También, en el descanso, Eugenio nos pidió que de manera individual nos grabáramos en un minuto un video con el móvil explicando una idea o describiendo nuestro trabajo. Y luego analizamos en grupo las dificultades que muchos encontrábamos a la hora de controlar el tiempo, muletillas, mente de repente en blanco, distracciones, no concluir ni expresarnos con ideas claras y cortas… Y como tarea, nos animó a grabar ese mismo video de 1 minuto durante varios días y luego observar la mejora en el resultado, demostrando que el secreto está en la práctica.

Fueron muchísimos los consejos que meto en mi mochila del conocimiento, y estoy convencida de que el éxito de mi conferencia fue gracias a este seminario que me dio más confianza en mí misma y en mis habilidades. Y como siempre la experiencia de compartir con otros profesionales, conocernos y generar sinergia, eso siempre. No te pierdas el vídeo resumen en mi canal de YouTube!!!!

Espero que ha vosotr@s también os haya aportado.

Deja un comentario y cuéntame tu experiencia